domingo, 25 de enero de 2015

¿Está vigente la polarización?

¿Está vigente la polarización?
Nicmer N. Evans
evansnicmer.blogspot.com
@NicmerEvans

La polarización como estrategia política y discursiva así como el bipartidismo, tuvo su momento y su sentido, pero hoy difícilmente es sostenible en el tiempo. En el período de gobierno del Presidente Chávez, la confrontación de dos tesis políticas de como conducir el gobierno y el destino de la nación tuvo referencias reales y concretas, que permitían diferenciar claramente dos visiones de mundo que generaban una fuerte tensión que se traducía electoralmente.

Durante todo este período, el planteamiento del socialismo encabezado por el Presidente Chávez dominó la escena, logrando persuadir a las mayorías sobre un destino distinto, con una visión colectiva y humanista, versus aquella visión individualista, de corte neoliberal que representaba la vuelta a un pasado muy tortuoso.

Incluso, en algún momento el Presidente Chávez, cuando sintió que esta tensión decaía, cuando se confundía la acción del gobierno con las propuestas de una oposición débil en sus planteamientos, el Presidente Chávez convocó a la repolarización.

Este método de exacerbación política denominada “polarización”, que antes de Chávez se denominó “bipartidismo”, a diferencia de aquella época donde la confrontación giraba más en torno a preferencias de imagen, de estética, de discurso o de mero clientelismo político, radicó su esfuerzo en un claro conflicto de clases y debate ideológico, junto a un liderazgo muy poderoso y persuasivo versus una oposición incapaz de formular una propuesta coherente, vinculada con las necesidades del pueblo, y ampliamente frustrada por la pérdida del poder político e incapaz de superarlo, anclado en un pasado rechazado por la memoria histórica colectiva de un país cada día más empoderado.

Sin embargo, hoy ha cambiado la escena. No sólo es el gobierno al que le conviene la polarización, sino que la oposición ha terminado jugando el mismo juego. Conformista la oposición, y entrelazada socialmente con la nueva burguesía naciente de las deformaciones del proceso revolucionario, la polarización se convierte en un negocio perfecto para la distribución de la renta petrolera entre los sectores más conservadores y retrógradas de lo que en algún momento fue un gobierno revolucionario, pero que hoy incluso es homófobo y algo retrógrada en cuanto a los cambios que se han dado en el mundo producto de las luchas de los sectores de izquierda contemporánea.

Esta polarización pactada, se evidencia cuando vemos la lista de no menos de 200 organizaciones y partidos políticos que desde hace no menos de 2 años esperan si quiera, la aprobación del nombre y siglas para proceder a la recolección de firmas con el fin de constituirse en partidos políticos tanto locales como nacionales. Evitar que nuevas organizaciones se legalicen, implica frenar, impedir, interrumpir procesos sociológicos y políticos naturales cuando ya el modelo político de coexistencia de las fuerzas pierde vigencia.
Hoy el país no se divide en dos polos, y así como cuando se rompió el bipartidismo que trajo la posibilidad de que Chávez emergiera en la escena político, hoy: 1. Con un gobierno cuyas acciones hacen dudar de su postura comprometida con el pensamiento de izquierda y chavista, que sale sonriente ante una reunión con el Bank of América y en su seno cada vez se impone más la tesis de asistir al FMI para cubrir el déficit presupuestario,  y 2. Con una oposición que no se opone y que termina siendo complaciente y sin argumentos para plantear ante el gobierno propuestas que permitan un debate sano en el país, y que piensa que el problema del país se resuelve en las calles incitando a la violencia; se distancian sectores decepcionados del gobierno del presidente Maduro que aún siguen siendo y serán chavistas, y un sector opositor que no es “antichavista” y que reniega de la dirección de la MUD. El primero, según Venebarómetro equivale al 40 % y el segundo a un 25 % de los que se definen en la polarización, esto sin contar un 50% de la población que ya rechaza definirse en alguno de los polos.


Una cosa es lo que se desea y discursea, y otra muy distinta puede ser la realidad que domina la escena política hoy. No comprender esto, para los sectores polarizados puede implicar su desaparición política a muy corto plazo, y la incomprensión de esto por sectores alternativos termina por hacerle el juego a los que de un lado y el otro ostentan el poder, contra una mayoría que vuelve a pedir un cambio político, desde y con el chavismo como centro fundamental de conducción del proceso de avance político y que sólo podrá darse a través de un fenómeno emergente, que sí tendrá la capacidad de polarizar con el conservadurismo de derecha ideológica y actitudinal que hoy existe en los dos polos.
.

miércoles, 21 de enero de 2015

A Eleazar Díaz Rangel…

A Eleazar Díaz Rangel…

(Redactado para www.elestimulo.com)

Sí, a Eleazar Días Rangel, decano del periodismo venezolano, y defensor de la ética del periodista. Han sido varias las veces que me ha correspondido compartir espacio con Eleazar, desde reuniones privadas hasta eventos públicos, y siempre le he tenido como una referencia de la lucha por un periodismo equilibrado y por alguien que ha luchado por una práctica ética del periodismo, sin embargo hoy no me convoca escribir sobre él sus positivas cualidades, sino una acción que atenta contra esas extraordinarias referencias.

Debo confesar que ya no acostumbro a leer su columna tanto como antes, lectura obligatoria en la época del presidente Chávez, quien varias veces no sólo comentaba sus escritos sino que se preocupaba y ocupaba de los titulares y la información e investigación que el Últimas  Noticias generaba, cosa por cierto que hoy parece sólo interesarle a aquellos que compraron el grupo y que responde a objetivos que poco tienen que ver con los intereses comunes de la sociedad, en especial aquellos que hacemos colas por el desabastecimiento, responsabilidad de la burocracia inepta y del capital corrupto.

Sin embargo, el domingo pasado recibí un mensaje de un activista de Marea Socialista que me obligó a leer la columna del estimado Eleazar, y con sorpresa me encuentra una mención de Marea. Digo que me sorprendió porque entre otras cosas, muy estimados periodistas del grupo ya nos habían confesado que el periódico desde la reciente compra había dictaminado que era preferible reseñar cualquier información de la oposición, antes que reseñar alguna referida a Marea Socialista, en una voluntad clara de veto en contra de nuestra postura crítica y propositiva desde el chavismo de base.

Es curioso observar que Eleazar, responsable editorial del periódico, y de quien hemos recibido denuncias sobre prácticas de censura a declaraciones de voceros de nuestra organización, hoy voltee la mirada ante una pancarta hecha a mano por nuestro frente juvenil y estudiantil que hoy da la cara por el chavismo crítico en las elecciones de la UCV para la Federación de Centros Universitarios, y no se fijara en la costosa publicidad de otras organizaciones de oposición o del madurismo.

Pero en verdad ese no es el problema, el centro fundamental de este escrito es la lamentable mentira de Eleazar en su comentario al decir el domingo pasado: “En estos días vi una pancarta de “Marea Socialista” en la Facultad de Ingeniería de la UCV; decía que en el gobierno se habían robado 120 millones. Por supuesto, esos jóvenes no podían ser del Psuv”.

Cuando la pancarta citada textualmente decía: “Los Bancos, la burocracia del gobierno y los empresarios nos están quitando el futuro. En 12 años se robaron 260 mil millones de $. Auditoría Pública YA. Marea Socialista”


Entiendo Eleazar que la ética del periodismo exige entre otras cosas no tergiversar, añadir ni quitar nada sobre lo expresado directamente por la fuente o aproximarse lo más posible al hecho reseñado, y en este caso, como las mentiras tienen patas cortas, usted parece que sólo leyó, irresponsablemente lo que quiso o pudo leer, cosa que pone en tela de juicio o su ética o su capacidad de leer.  

Mi estimado Eleazar, no sólo mientes al afirmar que para nosotros “el gobierno robó” ya que queda muy clara que nuestra denuncia como Marea Socialista ha sido en contra de “la burocracia y el capital”, lo que así queda expresamente plasmada en la pancarta, sino que ni siquiera te dignaste a colocar la cifra que nosotros  hemos investigado y hemos hecho públicas con documentación y fundamentación de lo denunciado, cosa que tu diario ha omitido permanentemente; sin embargo eso no es lo peor.


Lo peor viene con el patético juicio, cual tribunal disciplinario del PSUV que tiene en un limbo jurídico al profesor Hector Navarro de la Dirección Nacional del partido; expresado así: “Por supuesto, esos jóvenes no podían ser del Psuv”. Además de denotar un desprecio que usted poco podría tener por unos jóvenes que asumen una postura crítica con pruebas irrefutables, pero que sin embargo exigen una investigación para corroborar las mismas,  también evidencia una postura sumaria que en verdad le queda muy mal a su edad y sobre todo por lo que usted ha tratado de vender con su imagen.

Sepa Eleazar que todos los líderes de Marea están inscritos en el PSUV, pero no por ello callan las críticas y formulan propuestas que a las cúpulas no le agradan porque atenta en contra de los intereses económicos que usted parece defender con este comentario en su columna.

Lamento de corazón tener que responderle Eleazar, entre otras cosas porque sin ser su amigo, lo aprecio, pero la realidad supera los deseos, y en este caso, si el asunto es sólo contra mí, tal como lo fue mi salida como analista de los medios del grupo, o de mi columna, simplemente me retiro entendiendo que mis posturas no son del agrado de quien usted representa hoy en día y listo, pero que se meta con un grupo de estudiantes que hacen una campaña sin recursos y sin nadie que los apoye financieramente, y que sean capaces de levantar la voz pensando en el futuro y denunciando los errores propios y ajenos, eso simplemente es imperdonable.


Si usted cumple con la ética que pregona le invito a que dé el derecho a réplica a estos jóvenes, para que ellos expongan sus argumentos, es lo mínimamente ético que usted podría hacer. 

domingo, 18 de enero de 2015

SUTISS y el retorno del Presidente.

SUTISS y el retorno del Presidente.

Hoy quiero compartir con ustedes dos temas que han llamado mi atención en esta semana.

SUTISS: El primero y más alarmante es la suspensión de las elecciones de SUTISS (Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y sus similares del Estado Bolívar) en Sidor.  El TSJ como consecuencia de una demanda de tres trabajadores en diciembre del 2014, el día de cierre de campaña dictamina la suspensión de las elecciones. Quienes interpusieron la acción judicial alegaron la presunta violación del derecho a la participación por el incumplimiento de los deberes previstos en las Normas de Asesoría Técnica y Apoyo Logístico en Materia de Elecciones Sindicales, Normas para Garantizar los Derechos Humanos de los Trabajadores y Trabajadoras en las Elecciones Sindicales y los Estatutos del Sindicato, en las asambleas realizadas para la escogencia de la Comisión Electoral.

Ante esto se ha desarrollado un consenso absoluto entre los trabajadores de Sidor y quienes están participando activamente en las elecciones, de que ésta debe desarrollarse como siempre, sin la intervención de ningún Poder Público, aún a pesar de que de manera sistemática siempre se le ha solicitado al CNE su apoyo técnico y nunca lo ha dado. Es tanto así que ni los demandantes han dado la cara por tal acción.

Pero más allá de eso, lo que se percibe de fondo y que termina siendo el sentir de la gente en Guayana es que la elección se suspende para ganar tiempo, porque tanto la oposición, y la organización patronal madurista pierden hoy la elección ante una fórmula articulada desde las bases chavista, que sólo con el apoyo y la voluntad del trabajador sidoristas ha irrumpido como la única alternativa ante la desesperanza, la decepción y el retroceso que significan otras propuestas.

La placha 5, constituida por FIL y Marea Socialista, hoy siendo la primera opción en las elecciones de SUTISS, se convierte en el enemigo a vencer tanto para la oposición como para la burocracia que administra todo su poder en favor de sus intereses, que se hacen coincidentes por cierto, con los intereses de una polarización que difícilmente se puede mantener. Por ello hoy debemos reivindicar el derecho de ejecutar unas elecciones legítimas y legales por consuetudinarias, y brindamos todo nuestro apoyo a la Plancha 5 FIL-Marea.

El retorno del Presidente: Con mucha expectativa el pueblo venezolano esperó al presidente Maduro de su gira. Totalmente entendible por demás en este momento de crisis, cuando la falta de liquidez en divisas pone en aprietos las importaciones y requerimientos de consumos básicos de un país que depende fundamentalmente de ellas para satisfacer sus necesidades.

Sin embargo, en el discurso de llegada desde Miraflores, uno se puede sorprender de la carencia de datos precisos de lo obtenido en la gira y de la propuesta para salir de la crisis. Se entiende que a pesar de los previos anuncios sobre anuncios que aún no se hacen, ahora se vuelva a anunciar que las medidas se pronunciaran el 20 de Enero en la Asamblea Nacional, escenario que creo poco pertinente para hacer este tipo de acciones de política pública, pero que en todo caso es el que se ha decidido, y por ello nuevamente nos encontramos con que no se anuncia nada.

Pero lo que si vemos es una reacción muy aireada por parte del presidente, dedicando intensos minutos para aclarar sobre la inexistencia del “madurismo”. En todo caso a lo que invito al presidente es a que no pierda tiempo en señalamientos sin pruebas y que se dedique a las verdaderas razones de Estado que le atañen.

Para esto último insisto, Marea Socialista ha formulado propuestas para el debate público sobre el destino del país y para salir de la crisis, cosa que aún no vemos ni por parte de la oposición ni por parte del gobierno. Estamos dispuestos a debatir y compartir nuestras ideas, con respeto y públicamente, porque al final el pueblo es el que debe decidir.

Nota: anexo un par de link de nuestras propuestas.

1.      1. http://www.aporrea.org/ideologia/a200736.html y
2.      2. http://www.aporrea.org/contraloria/n257348.html


domingo, 11 de enero de 2015

¡Las colas carajo!

¡Las colas carajo!
Nicmer N. Evans
@NicmerEvans
evansnicmer.blogspot.com

Lo que está padeciendo el pueblo venezolano no es normal ni debemos normalizarlo. Las actuales colas para la compra de comida o productos de higiene y salud son comparables a las del paro petrolero del 2002-2003, con la diferencia que la gente hacia colas en ese momento consciente de quienes las originabas, y sabiendo que defendía al hacerla, confiando en un liderazgo que les hablaba claro y establecía metas para superar esa crisis, hoy no es así.

Aunque la tesis de “la guerra económica” tiene sentido para explicar las colas, no es suficiente. Si atribuimos la responsabilidad al sector privado, y sabemos que están implementando una guerra económica desde que Chávez estuvo en el gobierno, y con mayor intensidad en estos últimos dos años de gobierno del presidente Maduro ¿Cómo se explica que el Estado y el gobierno no han tomado las medidas correctivas para evitar que esto llegara a lo que hoy ha llegado?, ¿Acaso es incapaz el Estado de asumir la importación de los productos que escasean con suficiente planificación como para que no llegáramos a esta situación?, ¿Por qué teniendo el poder, no hay enemigos líderes de la “guerra” procesados y detenidos por sus acciones?

Ante esta situación me pregunto: ¿Quién se beneficia de todo este desastre? Y la respuesta no es fácil, pero creo observar tres actores que se ven beneficiados de todo esto: 1. Sectores del entorno del Presidente Maduro que asumen que el presidente no durará mucho y juegan a raspar la olla, tratando de obtener la mayor cantidad de divisas preferenciales antes de que el gobierno sucumba, 2. La oligarquía tradicional que ve lograr su objetivo sin llamar formalmente a un paro o a una confrontación donde alguien tenga que dar la cara por la responsabilidad de lo que pasa más allá del mismo gobierno, 3. Los sectores trasnacionales del vampirismo petrolero, además de sectores mayameros recalcitrantes que ven en Venezuela una gran riqueza que saquear y que el gobierno, aun sin mucho esfuerzo y sólo por tener que mantener de alguna manera el legado de Chávez no permite que pase de manera directa.

Sin embargo, de estos tres actores, ya Chávez lidio con los últimos dos, pero el primero, el enemigo interno, que opera con ineptitud aparente, negligencia expedita y mediocridad consagrada, es el factor que actualmente pone en jaque todas las conquistas logradas por el pueblo durante el proceso revolucionario encabezado por el Presidente Chávez.

Las colas hoy se producen por dos elementos fundamentales: 1. La necesidad y 2. El deseo.  La necesidad de no tener algo que para la gente es un requerimiento imprescindible o costumbre de uso, que al no ser satisfecho genera desasosiego. Esta “necesidad” nace de la escasez, o ausencia de lo que se requiere, y la acción resolutiva pasa por el hacinamiento, conglomeración en puntos de acceso regular a la satisfacción de la necesidad en miras de exigir que se cumpla con lo que generalmente se había cumplido, suministrar lo requerido. El otro aspecto gira en torno al deseo de sentirse seguro y satisfecho, al hecho de garantizar, ante la incertidumbre, la posibilidad de tener suministro de lo que se necesita en suficiente cantidad como para soportar un periodo incierto de tiempo en la misma situación de escasez.
Todo esto se produce cuando un gobierno, en lugar de dar la cara a tiempo, dice que se va a anunciar algo que no se anuncia y se posterga permanentemente.  Siendo verdad que la calidad de la distribución de las cosas que medianamente se importan, es en gran parte responsabilidad de un sector privado que juego a la desestabilización haciendo que las familias venezolanas tengan que peregrinar en las distintas tiendas de diversas cadenas comerciales para ver si “la pega” en la hora de llegada del camión “a ver que trae”, no es menos cierto que un país que espera medidas de un gobierno electo democráticamente merece respeto, y hacer anuncios que no dicen nada juega con la paciencia de un país noble, y eso es exclusiva responsabilidad del gobierno.

El socialismo tiene un principio fundamental, la planificación, este es el ejercicio de la prevención con base en lo que se tiene o se estima que se tendrá, y parte de la potencialidad y valoración justa de las capacidades. La caída del barril del petróleo aunque fue un fenómeno relativamente impredecible en el tiempo justo, primero no se puede asumir que es la causa responsable de algo que se viene acumulando desde que el barril estaba en 100 dólares, y segundo, no haber ahorrado, y permitir los niveles de desfalco a la nación tal como lo demuestra la unidad de investigación de Marea Socialista por más de 200 mil millones de dólares por fuga de capitales durante el control de cambio, tienen un peso importante que debe tener como respuesta acciones concretas:

1.    Hablarle claro al país, decir lo que realmente pasa y asumir las responsabilidades del caso.
2.    Tomar medidas que busquen estabilizar la economía, sin guabineos (en el artículo anterior ya me refería puntualmente a 8 medidas para salir de la crisis http://www.aporrea.org/ideologia/a200736.html) sin que el pueblo sea el que termine pagando la crisis.
3.    Exigir sacrificio implica dar el ejemplo desde el alto gobierno, cosa que hoy lamentablemente no se ve.
4.    Que caiga quien caiga, en la necesidad de que el pueblo sepa que los responsables deberán pagar lo que han hecho en contra del país.

Las colas no son expresión de otra cosa que la mediocridad ante el enfrentamiento a una crisis que no tiene responsables porque incluso afirmando que es una guerra económica, ésta es la única guerra donde uno de los bandos se sienta a negociar con quien lo ataca y le da recursos para que lo siga atacando con más fuerza y contundencia, eso es absurdo y desmonta la fuerza de la tesis de la guerra.


La nobleza de este pueblo ha demostrado con su calma que no está dispuesto a vivir de nuevo una crisis como la del sacudón, ya que las condiciones hoy están dadas para cosas peores, pero no se debe abusar del pueblo, por ello reitero la necesidad de que se le hable claro al pueblo y se cumpla, sin anuncios que no anuncian nada. 

domingo, 4 de enero de 2015

El efecto “mariposa”.

El efecto “mariposa”.
Nicmer N. Evans
evansnicmer.blogsport.com
@NicmerEvans

Las pequeñas cosas influyen en el devenir de los acontecimientos, lo que ayer fue un aleteo de mariposa en Venezuela, hoy puede ser un tornado en Grecia o España y viceversa, lo que ayer fue un sueño de un joven hoy puede ser una pesadilla o la esperanza de una comunidad.

Venezuela, más allá de su condición rentística petrolera, tiene una particularidad histórica, vinculada a su idiosincrasia, es un pueblo paciente pero lleno de revolución. Miranda y después Bolívar fueron la punta visible de una circunstancia particular, la resistencia ante el imperio español, y la necesidad de emancipar un pueblo, lo que hizo que por consecuencia se liberaran 4 países más. El único ejército que ha salido de su territorio a liberar otros pueblos y ha regresado sin saqueo a esas tierras es el venezolano, es algo único en la historia.

De igual manera, un Chávez, hijo de una circunstancia histórica muy particular, insurge como el paladín de la lucha contra el deterioro progresivo he indetenible de la política y de los políticos venezolanos. En una época de decadencia, corrupción y nepotismo, el pueblo venezolano parió a un líder que lo hizo mundial, convocando, después de la caída del Muro de Berlín a levantar las nuevas banderas del socialismo del SXXI, para conquistar así voluntades de pueblos enteros dispuestos a luchar por la superación del capitalismo y la creación de una alternativa.

Hoy, ese aleteo revolucionario, empieza a tener sus efectos: El mantenimiento de la revolución ciudadana de Correa en Ecuador,  la lucha de Evo Morales en Bolivia, el giro de la política cubana, los diversos movimientos sociales en América Latina y los Estados Unidos, El Movimiento Socialista de los Trabajadores en Argentina (MST), los indignados europeos entre otros, y nuevos movimientos emergen con aspiración de obtener el poder para generar transformaciones al modelo capitalista y el Estado Liberal: Podemos en España y Syriza en Grecia.

Cada una de estas organizaciones, movimientos, partidos o giros políticos han tenido como “aleteo” inicial  o de impulso y estímulo a la revolución chavista venezolana, aunque quien generó el primer aleteo hoy pareciera quedarse sin alas. Las dificultades por la que pasa el país, y en especial la crisis que vive la conducción del proceso revolucionario muestra importantes dificultades para poder seguir apoyando todos estos cambios en el mundo, pero afortunadamente estos fenómenos mundiales, autónomos como son, únicos como lo seguirán siendo, tienen vida propia y no dependen de los errores o aciertos del proceso revolucionario venezolano.

Lo anterior nos permite tomarnos un tiempo para preguntarnos ¿En dónde fallamos?, ¿Por qué hemos podido gestar experiencias extraordinarias y absolutamente conectadas con la realidad y hoy no podemos dar respuestas a nuestras propias necesidades?, ¿Dónde nos desviamos?, ¿Fue la muerte del Comandante Chávez determinante o aún tenemos esperanzas de revivir la revolución que parió todo este proceso mundial?

Estoy absolutamente convencido que aunque la muerte del Comandante Chávez representa aún una crisis importante de liderazgo y conducción del proceso revolucionario hoy más que nunca, las lecciones que se están aprendiendo por parte del chavismo de base, permitirán una pronta rectificación del proceso. La dirigencia del gobierno se desconectó de la vida cotidiana del pueblo venezolano, de desclasó, pero hoy más que nunca hay un pueblo enardecido, lleno de sed de gloria, ansioso de revolución, de transformaciones y cambios reales, pero ahora más formado, con más experiencia, con más capacidad, con más herramientas gracias a la etapa de la revolución conducida por Chávez.


Este año será importante para definir el destino del chavismo. La burocracia y el capital se alían para evitar el avance de las verdaderas y sentidas transformaciones que añora el pueblo venezolano. Ahora el aleteo viene de otros aíres, de otras alas, de otras mariposas, esperemos que el efecto “butterfly” sea recíproco y ahora seamos receptores de nuestro propia acción. La lucha será dura pero venceremos.  

domingo, 28 de diciembre de 2014

2015

2015

He optado por definir al 2015 como un año que se puede sintetizar en dos conceptos: crisis y esperanza. Eso nos puede permitir desarrollar un piso argumentativo lo suficientemente sólido como para hacer un pequeño ejercicio de escenarios que tenemos mucho más desarrollado en el equipo de www.visor360consultores.com.

La crisis no se puede ocultar, es un error del gobierno del Presidente Maduro tratar de simular un estado de bonanza que no existe para la mayoría. Tenemos una economía absolutamente deformada; el mismo producto importando a 6,30, 12, 50 y lo que marque el paralelo ya por encima de los 170 Bs., y el precio final que adquiere por “reposición de inventario” es un buen inicio para describir nuestra situación. Al final en el marco de la inflación y la escasez, la principal escasez es la de las divisas, ya que durante todos estos años el más grave error de gestión es no haber sembrado una estructura económica que permitiría la superación del rentismo petrolero y lo peor es que ni siquiera se tomó “el modelo noruego”, que aunque nada revolucionario, por lo menos garantiza el ahorro suficiente en momentos de “vacas gordas” para así superar los momentos de “vacas flacas”, tal como lo que se proyecta en la mayoría de los meses por venir del 2015 con un barril de petróleo a menos de 60 dólares.

Pero la peor crisis aunque es de origen económica, será en el 2015 de orden político. La dirección política de una polarización en crisis como consecuencia de una clara ausencia de liderazgos fuertes, es lo que sigue derivando de la muerte del Comandante Chávez. La necesidad de superar el hiperliderazgo de manera sobrevenida ha impactado  muy fuerte en el escenario político, ya que la mayoría de los actores políticos extraviados producto de la costumbre de obedecer, aún no comprenden que esa etapa ya no es la que vive el país ni la que demandan las mayorías. Entrar a la “Democracia Participativa y Protagónica” sin el hiperliderazgo es traumático para el chavismo y la oposición más ortodoxa y el emerger de nuevos liderazgos se señala como una herejía, una traición o cuanto menos un acto divisionista, cuando en verdad es el proceso natural de una sociedad en evolución con base en una etapa revolucionaria precedente y una sociedad con mayor criterio y cultura política con bases socialistas.

Sin embargo, el plano más sensible es el social. Como consecuencia de ese plano superior de criterio y cultura política, la hipersensibilidad por la defensa de las conquistas obtenidas en el periodo del Presidente Chávez, será el aspecto más delicado del 2015. Obligado como está el Presidente Maduro a hablar clara y transparentemente con el pueblo sobre la situación económica, otra de sus obligaciones será el no sacrificar ninguna de las conquistas obtenidas por el pueblo a través del mandato de Chávez, cosa que tendrá que convocar a afinar el olfato de Maduro y sus asesores para no cometer más torpezas como las ya cometidas y que van acumulando en su contra, como por ejemplo lo más reciente de la restitución de los peajes, cosa que el pueblo tiene mucha conciencia que fue eliminado por Chávez, y que al contravenirlo, se lee como un desmontaje del legado.

Un último plano, determinante en este cuadro, es el tema del que todo el mundo debate, la corrupción. Una “Ley Habilitante” para la lucha contra la corrupción que hoy el pueblo percibe que no ha rendido ningún fruto. La opulencia sin disimulo de algunos funcionarios de Estado y sus familiares que ya no pueden ocultar su riqueza ni justificar el origen de la misma así como no se puede ocultar una gripe, y una fina estrategia del sector más extremista del gobierno de los Estados Unidos de América, que como buitres de la guerra fría, pretende sancionar a funcionarios venezolanos por “violación de derechos humanos” en una clara política injerencista, pero a su vez poniendo en tela de juicio cuentas y propiedades en su territorio, sin una respuesta ética y socialista de nuestras autoridades, más allá de una solidaridad automática sobre la cual se genera en el pueblo sospecha, adorna toda una crisis ética que vine advirtiendo desde hace ya casi tres años, sin tener el más mínimo retorno por parte de las autoridades del partido (PSUV) y del gobierno.

Y de colofón, una dirigencia opositora que sólo se representa a ella misma, receptora del descontento popular ante el gobierno y que sólo se refleja en estudios de opinión, pero incapaz de traducir eso en saldo organizativo, propuestas, debates y luchas justas para el país, es lo que dibuja el panorama de crisis para el 2015, en fin, una dirigencia opositora carroñera, que espera vivir de los desperdicios del gobierno.

Sin embargo, la esperanza se cierne sobre Venezuela, ya que toda crisis genera multiples oportunidades y estimula el surgimiento de destrezas insospechadas. Ante lo económico, las alternativas que emerge ante la escasez, las iniciativas de producción nacional, aunque en pequeña escala, si son vistas como una mina, encontraremos mucho “oro” que puede llegar a grandes escalas. Junto a ello, el surgimiento de nuevos liderazgos y formas alternas de organización  parecieran abrir otros espacios distintos a la dirigencia vetusta de la polarización, y aunque quizá no de manera inmediata, se abre la posibilidad de ideas que permitan actualizar y hacer más viable el proyecto del Comandante Chávez, ahora sin su presencia, logrando sumar más ciudadanos al chavismo, exaltando las cosas positivas que se lograron en su período y reconociendo las necesarias rectificaciones que hoy se deben realizar.

Lo otro que se consolida como esperanzador es la conciencia político-social que convoca hoy al pueblo a negar la violencia política como alternativa de salida, y la búsqueda de las vías democráticas para superar las crisis.

El 2015 será esperanzador por lo que el pueblo puede hacer para superar la crisis, quedará en el gobierno y en la dirigencia opositora destrancar el juego y entender que existen otras ideas sobre cómo conducir el país. Si esto se entiende, es posible que también haya esperanza en lo político, pero quienes acumulan más esperanza son los nuevos liderazgos que emerjan de la crisis y lo que propongan al pueblo para reivindicar sus luchas. Feliz 2015.
Nota: Si estás interesado en mayores detalles sobre el estudio de escenarios, puedes solicitarlo a consultoresvisor360@gmail.com o entrar a www.visor360consultores.com y ver las condiciones de “Visor País”.


domingo, 21 de diciembre de 2014

Cuba, EUA y el reto de Maduro para el 2015

Cuba, EUA y el reto de Maduro para el 2015
Nicmer N. Evans
evansnicmer.blogspot.com
@NicmerEvans

Un objetivo de la diplomacia cubana y de manera más reciente venezolana, se ha cumplido parcialmente, pero sin duda es un triunfo que debemos analizar sin ingenuidad: Se restablecen las relaciones diplomáticas entre EUA y Cuba y se inicia un proceso de flexibilización del brutal bloqueo, pero además hay un reconocimiento público por parte del presidente Obama de que este bloqueo ha sido un “fracaso”.

La diplomacia estadounidense no da “puntada sin dedal”, y cualquier análisis sobre este tema debe partir del hecho de comprender que el objetivo de cualquier gobierno de EUA es cambiar el régimen político en Cuba, lo que puede es cambiar la táctica. Hoy estamos ante un magistral cambio de táctica, en acuerdo con una no menos ingenua escuela diplomática como la cubana. Tampoco Raúl va a dar “puntada sin dedal”.

Cuba hoy ha decidido girar, dar un pequeño golpe de timón, que le permita disminuir la dependencia de países como Venezuela, que aunque ha sido una extraordinaria aliada, hoy, como consecuencia de su grave crisis económica y ausencia de modelo económico asertivo, se ve imposibilitado de seguir apoyando en los términos de intercambio que ha mantenido con la hermana isla.

Son 18 meses de negociaciones “secretas”, mediadas por el gobierno de Canadá, el Papa Francisco y Pepe Mujica de Uruguay. Eso nos permite recordar el esfuerzo de los primeros días del gobierno del presidente Maduro para restablecer las relaciones diplomáticas con EUA, la foto: Jaua y Kerry, “los nuevo mejores amigos”, pero la ilusión duró muy poco.

Sería una irresponsabilidad especular si el gobierno venezolano estaba al tanto de estas conversaciones secretas, pero sí queda alguna neblina en el ambiente cuando apenas dos días antes de hacer públicos los acuerdos entre Cuba y EUA se le pide a Obama meterse “sus visas por…”

Es importante aclarar que la respuesta de Venezuela ante la lista de funcionarios sancionados por EUA por “violación de derechos humanos” tiene mucho sentido. Nadie, absolutamente nadie puede venir, por respeto a la soberanía venezolana, a decirle a nuestro gobierno, sea el que sea, que es lo que debe hacer o juzgar sumariamente que fue lo que pasó en el período de “La Salida”. Yo desconozco si estos funcionarios listados son responsables de violación de derechos humanos, pero lo que si estoy seguro como venezolano es que por una parte hubo excesos policiales y militares que hoy están siendo procesados por nuestro sistema judicial y poder moral, y por otro, si esa lista pretendiera ser mínimamente justa, aplicando el concepto de derechos humanos amplio, no el restringido que asume que los derechos humanos sólo son violados por el Estado, yo como mínimo incluiría a María Corina Machado,a Leopoldo López y a Capriles, ya que sin ellos no sólo no hubiese sucedió lo que sucedió, sino que hoy más de 40 hogares venezolanos no estuvieses enlutados, esto sin sumar a los hogares en luto producto de la convocatoria a “descargar la arrechera” del 14, 15 y 16 de abril del 2013, hecha por Capriles (es importante aclarar que todos ellos también tienen cuentas y propiedades en EUA).

Sin embargo, y en su justa medida, esto no puede ocultar que el imperio juega con sus mejores armas, ya que convoca a la confusión y la incertidumbre, soportado en un hecho concreto: ¿Hay funcionarios venezolanos con propiedades y cuentas en el imperio?, ¿Por qué?, ¿De cuánto hablamos?, ¿Un funcionario del Estado, con lo que gana cuanto podría ahorrar y comprar en dólares en el imperio bajo un control de cambio como el que existe hace 11 años?

A nuestros corruptos y violadores de derechos humanos los juzgaremos nosotros, no tengo duda que el pueblo reclama y reclamará ese derecho eternamente, pero nuestro gobierno también debe explicaciones sobre esta situación, ¿Es verdad que hay funcionarios venezolanos con estas condiciones?

Reclamemos con toda pasión patria el respeto de nuestra soberanía, movilicemos al pueblo en rechazo a esta situación, pero moralicemos a ese pueblo para que lo haga con el arma de la razón. Yo no estaría orgulloso ni reclamaría estar en esa lista, tal como se apresuró José Vicente a reclamar, si no tengo claro si estos funcionarios tienen bienes y cuentas en EUA, en que magnitud y cuál es el origen de estos recursos, lo que si no tiene discusión es que el injerencismo estadounidense pretenda aprovechar las debilidades de nuestro gobierno, eso no lo debemos permitir.

Debemos tener muy claro quién es el enemigo de la revolución bolivariana. En primer lugar el imperio, los intereses trasnacionales, el capitalismo, pero ellos tienen varios rostros, que no sólo se pintan de yankees, también tenemos boliburgueses, pomagases, corruptos, especuladores que dicen estar con Nicolás, sólo para seguir chupando de una revolución que no aguanta más desangre.

La revolución está en la mayor situación de riesgo posible, incluso mayor que en el golpe de Estado del 2002. Con recursos sólo para siete meses, un barril de petróleo en menos de 60 dólares, unas reservas internacionales mermadas, una calificación de los bonos venezolanos como “basura” pagando 35% de interés, y con una política económica muy errática y sin orientación clara, somos un flanco débil para que el imperio vea la mejor oportunidad para atacar letalmente.

Al presidente le queda una sola salida, el pueblo, una auditoría pública ciudadana, transparentar la realidad y convocar a una lucha real por sostener el proceso, depurando el gobierno, cambiando todo el gabinete, sumando voluntades de los sectores críticos más comprometidos. Todo lo demás nos llevaría al fracaso. El 2015, es un año de crisis, pero también es de esperanza. Si Maduro decide sacarle las manos de los bolsillos al pueblo y se las mete a los responsables de la crisis, otro gallo cantará para el año que viene.  


El gobierno de los EUA juega a dividir la alianza con Cuba, ha cambiado de táctica, pero su objetivo, destruir de manera definitiva los logros del proceso bolivariano conducido por Chávez. El reto de Maduro: no ser él el responsable de no haber convocado al pueblo a evitar que esto pase. Feliz Navidad.