domingo, 17 de mayo de 2015

La Resolución Nro. 150226-069 del CNE y la Marea Socialista que no se detiene.

La Resolución Nro. 150226-069 del CNE y la Marea Socialista que no se detiene.
Nicmer N. Evans
@NicmerEvans

Resultado de imagen para cneDespués de 15 días de haber empezado lo que escatológica y propagandísticamente denominamos la “Misión Ladilla”, para que el CNE se pronunciara por una solicitud formulada hace 6 meses en relación con la reserva del nombre de Marea Socialista, que nos llevaría a registrar una tarjeta electoral para participar en las próximas elecciones parlamentarias con candidatos propios, el Poder Electoral publica lo que creemos (ya que no queda claro en el escrito) es el Sumario de una resolución mediante la cual dictamina “negar el uso de la denominación provisional correspondiente a la organización con fines políticos Marea Socialista (MS) y sus alternativas, a nivel nacional”, sin ningún tipo de motivación expresa que pueda conseguirse en la Gaceta Electoral colgada en la página Web de dicha institución el 13 de mayo del presente año.

Esto no nos sorprende, lamentablemente ya informaciones extraoficiales nos habían advertido de alguna intencionalidad política de negar que el chavismo crítico y propositivo pudiese tener una alternativa electoral sin el control o tutela del PSUV. Sin embargo, seguiremos apelando al Estado de Derecho, y espero que de eso no quede duda.

Hoy Marea Socialista se ha convertido en una expresión emergente y alterna ante la polarización partidista, que ha dejado de ser política. La lucha que expresa Marea Socialista es de aquellos que viven de su trabajo versus aquellos que explotan y usufructúan dicho esfuerzo, y que se expresa en los privilegios, en la corrupción, en los monopolios, en la fuga de capitales, en el desfalco a la nación. Lo anterior ha generado miedo a los de siempre, a aquellos que hablando de revolución son estructuralmente conservadores, y aquellos que quieren volver al poder hablando de un cambio para hacer lo mismo, por eso somos la expresión contra las viejas y las nuevas élites, eso no nos lo perdonan y no queremos que lo hagan, por eso “la pelea es peleando”.

Hoy nuestro saldo organizativo y capacidad de alianza ha superado con creces lo que nosotros mismos estimábamos, teniendo en cuenta que nuestro objetivo no es inmediatista sino a mediano y largo plazo, viéndonos obligados a multiplicarnos para poder dar respuesta efectiva a todos los equipos promotores que hoy se constituyen en cada estado y municipio del país.

Resultado de imagen para marea socialistaEste nuevo reto que enfrentamos, en el marco de un feroz ataque de sectores del gobierno y oposición restauradores, que se resisten a esta nueva alternativa comprometida con el socialismo nuestrovenezolano, bolivariano, y con el rescate de las cosas positivas del legado del Presidente Chávez, no nos resta en nada el gran apoyo de las bases del proceso revolucionario y de independientes que mayoritariamente luchan por la superación de la crisis y empiezan a expresarse a favor de una Auditoría Pública Ciudadana, una Planificación Emergente, más y mejor Democracia Participativa y Protagónica, y el respeto a los espacios para las críticas y las propuestas comprometidas con el pueblo venezolano.

Que ante la adversidad profundicemos nuestro proceso constituyente orgánico, que ante el contrasentido de quienes de autodenominan “revolucionarios” siendo indignos de tal categoría profundicemos la lucha por una Auditoría Pública Ciudadana que devele donde fue a parar nuestra riqueza y sean sancionados los culpables, que ante la arbitrariedad de los que ostentan el poder de la polarización se multipliquen nuestros equipos promotores, que ante el temor de aquellos que atentan contra la patria nuestros candidatos sean escogidos con un perfil digno y capaz de luchar por el proyecto más eficiente y comprometido con los que viven de su trabajo. Que nadie dude que vamos a cumplir con nuestros compromisos, que no son más que aquellos que nos planteó Chávez en el Golpe de Timón y en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.


domingo, 10 de mayo de 2015

30 mil Bs al mes, el “nuevorriquismo” y la Auditoría que necesitamos ya.


30 mil Bs al mes, el “nuevorriquismo” y la Auditoría que necesitamos ya.

Nicmer N. Evans
@NicmerEvans
nicmerevans@gmail.com

Viendo algunas imágenes de las redes sociales en Twitter, Instagram y Facebook sobre la vida de algunos políticos y funcionarios tanto del gobierno como de la oposición, que hasta hace poco no tenían ni casa propia o vivían en sitios muy modestos y ahora poseen viviendas con inmensos jardines, vitrinas con una colección de copas de cristal, cocinas con tope de mármol, recuerdo mi participación en un programa de Unión Radio el pasado martes donde un operador del Status Quo me recriminaba públicamente que la propuesta de Auditoria Pública Ciudadana que Marea Socialista levanta como bandera y que pronto tendrá una plataforma de acción concreta, era “una propuesta inútil porque el venezolano común no estaba pendiente de la corrupción” ni de quien se ha llevado nuestras divisas, sino de que le resuelvan sus problemas concretos cotidianos. En virtud, de esas palabras he pensado que hay algunos elementos claves a reflexionar ante la mediocridad de algunos que ostentan o pretenden ostentar el poder.

Desconozco de manera detallada cuanto puede estar ganando el funcionario público que más remuneración percibe en la administración pública actualmente, pero estoy seguro que hoy con un sueldo 30 mil bolívares mensuales nadie puede pagar un alquiler de un inmueble en una zona clase media o acceder a un crédito para comprar una vivienda que está por encima de los 20 millones bolívares en el mejor de los casos. Por el contrario, puedo afirmar que durante el período del Presidente Chávez esto si fue posible.

Incluso, suponiendo que ese funcionario público o político ya tiene resuelto el asunto de la vivienda, con 30 mil bolívares mensuales, contando con que un mercado mensual para 5 personas promedio, echando mano de comprar algunos productos en las redes de distribución del Estado cuando hay, no es menos de 8 mil bolívares mensuales más gastos de servicios para toda la familia de este “funcionario”, que incluye telefonía celular, cable, luz, teléfono, internet, estacionamiento, condominio, seguro del carro, seguro familiar, etc. que puede estar alrededor de los 10 mil bolívares(siendo austero), y si a esto le incluimos gastos por concepto de medicamentos e insumos personales promedio que puede estar alrededor de los 5 mil bolívares mensuales, sin contar que generalmente este funcionario tiene a sus hijos en “buenos” colegios, supongamos que sólo tiene uno y que paga 6 mil bolívares mensuales, y no contemos los gastos escolares adicionales que conlleva este tipo de colegios, ya con eso, sin cenas, contingencias, ropa, recreación, etc., los 30 mil bolívares se esfumaron.

Lo que también sabemos es que un funcionario que tenga una buena remuneración en la administración pública, en su núcleo familiar tendrá a su pareja o alguien de la familia que tenga un sueldo menor que pueda complementar los gastos del núcleo familiar, pero incluso, siendo esto así, por la modesta cuenta que acabo de sacar sin pretender tener rigurosidad científica, simplemente no alcanza para una familia promedio tener un ingreso de 45 mil Bs cuando un pantalón vale lo que corresponde a un sueldo mínimo y una camisa, medio sueldo mínimo. Todo esto indica que hoy en día, son muchos los venezolanos que están haciendo mercado con la tarjeta de crédito.

También es cierto que el venezolano siempre genera vías para “resolver” la quincena, vende, compra, “mata tigres”, etc., pero incluso así, ¿Quién puede hoy viajar todos los fines de semana para Aruba o Curazao por decir lo más cerca?, ¿Quién puede compran un vehículo último modelo de contando?, ¿Quién puede ostentar ropa de marca y renovar repertorio todos los meses?, ¿Quién puede pagar un restaurant dos o tres veces por semana y tomar vino o güisky tres o cuatro veces al mes en una tasca?, ¿Quién puede comprar y mantener “un piso” en Madrid?, por decir lo menos que uno escucha con alguna regularidad en entornos allegados a altos funcionarios y políticos.   

Pueden existir casos de casos, una herencia, una venta de algún bien, un negocio montado con esfuerzo y que rinde frutos, es absolutamente válido que sea una fuente de ingreso respetable para algún político o algún funcionario circunstancial, que no vive de su salario, pero ese “nuevorriquismo” que se muestra y que cuando Chávez por lo menos se  agradecía el disimulo de algunos, pero que hoy por el contrario se exhibe como parte de las cosas que acompañan el ejercicio de “la alta política”, el exceso y el hedonismo que acompaña la poca discreción de algunos, definitivamente ofende al pueblo que vive de su salario y los pone en esos cargos.

Pero lo peor es que un ser funcional a todo ese aparataje afirme que al pueblo no le importa quién ha abusado de su confianza, quién ha defraudado  y estafado a la nación. Pensar que el pueblo es pendejo y que no pasará factura es ignorar porqué los adecos son lo que son hoy, un alma en pena de la política, de espaldas al clamor popular, y pensar que esto podrá durar mucho más sin ser corregido es desconocer porqué Chávez insurge en el espectro político venezolano.

El que quiera hacer política que haga públicas sus cuentas, que no busque privilegios, que viva de su salario, de su trabajo, y que esté dispuesto a ser auditado.

Hoy una Auditoría Pública Ciudadana es totalmente viable, y trae como beneficio a nuestra realidad concreta y vida cotidiana la posibilidad de superar la impunidad ante la corrupción, que pueda ser incautados bienes mal habidos y repatriado algún porcentaje de las divisas fugadas, con lo cual podremos financias parte de las importaciones que hoy hacen falta para que no exista escasez, pero además podrán servir para generar inversión en sectores productivos hoy paralizados que nos garanticen abastecimiento y soberanía.

La Auditoría Pública Ciudadana servirá para que quien pretenda volvernos a robar sepa que si lo hace tendrá que pasar por la justicia popular, y que el pueblo no perdona. Y aunque sabemos que la Auditoría Pública Ciudadana por sí sola no resuelve todos los problemas, lo que si estamos seguros es que ante tanta inacción, este es el mejor inicio para hacer algo por nuestro país.


domingo, 3 de mayo de 2015

¡Marea Socialista!

¡Marea Socialista!
Nicmer N. Evans
@NicmerEvans

Marea Socialista emerge ya que el proceso revolucionario se tiene así mismo muchas deudas. La voluntad de sumar y crecer se dejó de lado por la exclusión con el fin de preservar el poder por el poder mismo, la democracia participativa se disfrazó por las cúpulas eternizadas y autoerigidas, el socialismo se desplazó por pactos de nuevas y viejas clases sociales, la lucha contra la corrupción se apartó por la defensa y justificación de los corruptos en nombre de la “unidad”.
El Presidente Chávez el 8 de diciembre del 2012 fue muy claro:
“…si algo ocurriera, repito, que me inhabilitara de alguna manera, Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir, como manda la Constitución, el período; sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que —en ese escenario que obligaría a convocar como manda la Constitución de nuevo a elecciones presidenciales— ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Yo se los pido desde mi corazón. Es uno de los líderes jóvenes de mayor capacidad para continuar, si es que yo no pudiera —Dios sabe lo que hace—, si es que yo no pudiera, continuar con su mano firme, con su mirada, con su corazón de hombre del pueblo, con su don de gente, con su inteligencia, con el reconocimiento internacional que se ha ganado, con su liderazgo, al frente de la Presidencia de la República, dirigiendo, junto al pueblo siempre y subordinado a los intereses del pueblo, los destino de esta Patria.”
Resultado de imagen para marea socialistaY Marea Socialista cumplió, convocando, movilizando y logrando junto a la mayoría del pueblo que este objetivo se lograra, a pesar de las adversidades que en su momento advertimos, y de algunos matices erráticos en el proceso de campaña electoral que condujeron a una disminución considerable de votos que puso en riesgo la elección del Presidente Maduro.
Es importante destacar que la elección del Presidente Maduro, desde la perspectiva del Presidente Chávez, nunca fue una carta en blanco, ya que cuando afirma que él debía estar: “…dirigiendo, junto al pueblo siempre y subordinado a los intereses del pueblo”, está condicionando de manera clara la motivación para elegirlo. Por supuesto, el Presidente Chávez no pudo preveer todos los escenarios ni dar todas las instrucciones, pero si esto no se cumple, entonces ¿Qué debe hacer el pueblo venezolano?
Por otra parte, el Presidente Chávez en ese último discurso nos advierte:
No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para, bueno, mantener ese empeño de la restauración del capitalismo, del neoliberalismo, para acabar con la Patria. No, no podrán, ante esta circunstancia de nuevas dificultades -del tamaño que fueren- la respuesta de todos y de todas los patriotas, los revolucionarios, los que sentimos a la Patria hasta en las vísceras como diría Augusto Mijares, es unidad, lucha, batalla y victoria.”
Y Marea Socialista vuelve a cumplir, ya que esas coyunturas difíciles de restauración del capitalismo y del neoliberalismo han llegado. Cuando el mismo Presidente Maduro reconoce que dentro de su gabinete hay quien le “pela los dientes” y le hace “carantoñas” a “la burguesía”, y cuando evaluamos el conjunto de medidas, y acciones del gobierno, lamentablemente debemos estar conscientes que no ha habido una política a favor de la construcción del socialismo, sino, una acción paulatina de restauración de condiciones que con Chávez habíamos empezado a superar.
Es por eso que la “unidad” convocada por Chávez, no es a favor ni de corruptos ni de restauradores dentro del gobierno, la “Unidad” a la que convoca el Presidente Chávez es la que se da desde y con el pueblo, que hoy esta arrecho porque hemos perdido la alegría y la esperanza revolucionaria.
Es por eso que Marea Socialista emerge con alegría, para remoralizar y reavivar las esperanzas revolucionarias, para exterminar la corrupción y las cosas malas de la cuarta república y de la quinta república también. El descontento hoy tiene donde expresarse, democrática y participativamente, sin exclusión, reconociendo al adversario en el debate de ideas, sin pactos debajo de la mesa, dialogando trasparentemente, reenamorando y reconquistando con la fuerza radical del origen del proceso revolucionario, socialista y profundamente bolivariano.
Hoy me desprendo de mi rol de analista, y los invito a sumar esfuerzos para rectificar el rumbo, y lograr que las conquistas de quienes vivimos de nuestro trabajo no se pierdan. Salgamos sin miedo a dar la cara, impidamos que los incapaces vuelvan a gobernar nuestro país. Es el pueblo capacitado y en desarrollo el que debe gobernar para sí mismo,  y así lograr lo que otros países hermanos hoy están logrando gracias a la inspiración que ha dado Venezuela en el mundo. Claro que se puede, ¡Estamos a tiempo!

Es por eso que hemos decidido iniciar un Proceso Constituyente, que permita darnos la organización que se merecen las bases revolucionarias, hemos decidido emprender la lucha contra la corrupción desde el propio Poder Popular, lanzando una Plataforma para la Auditoría Pública Ciudadana que logre desmontar toda la corrupción que nace desde algún sector capitalista, alguna burocracia desviada y una parte de la banca corrompida, Además salimos a defender a los nuestros, que han sido perseguidos y atacados por denunciar la verdad, y por último hemos asumido el reto de participar en las próximas elecciones parlamentarias con una tarjeta electoral, por lo que lucharemos por nuestro derecho a tenerla hasta el final. ¡Acompáñanos!

domingo, 12 de abril de 2015

Después de La Cumbre…

Después de La Cumbre…
Nicmer N. Evans
evansnicmer.blogspot.com
@NicmerEvans

A trece años de un golpe de Estado salvaje, y un contragolpe cívico militar sin precedente, aún hoy lloramos nuestros muertos y nos paseamos por la impunidad que persiste, mientras Simonovis está con su familia.

En este marco de la histórica política venezolana contemporánea ha concluido La VII Cumbre de las Américas, y tal como anticipamos “…todo lo que pasa antes de la Cumbre, seguirá su destino después de ella, solo que con alguna foto y algún anécdota adicional.” (http://elestimulo.com/blog/entre-cumbres-y-abismos/)

Y han sido varias las anécdotas dignas de comentar sobre el desarrollo de la cumbre. Sin embargo quisiera relevar cuatro. La primera está referida a la desfachatez de Obama cuando expresó en su discurso, refiriéndose al tema de los Derechos Humanos, producto de la magistral intervención del Presidente Correa:

Estoy sumamente consciente del hecho que hay capítulos oscuros en nuestra propia historia en los que no hemos, en efecto, observado y cumplido los principios y los ideales sobre los cuales se fundó nuestro país.

La arrogancia de la institucionalidad gubernamental de los Estados Unidos, hace sin duda que reconociendo que no tienen moral para exigir moral, es más fácil autoerigirse policía del mundo por la fuerza más que por la inteligencia y esto no deja de ser parte de la política de Obama, aún a pesar de su reivindicación histórica por parte del Presidente Raúl.

La otra sorprendente declaración fue la del Presidente Raúl, cuyo discurso considero fue magistral, pero no deja llamar la atención la afirmación donde expresa:

¡País terrorista nosotros! Sí, hemos hecho algunos actos de solidaridad con otros pueblos, que pueden considerarse terroristas, cuando estábamos acorralados, arrinconados y hostigados hasta el infinito, solo había una alternativa: rendirse o luchar.

No desdigo de las razones de realineación de fuerzas de Cuba ante un asedio y bloqueo como el que ha vivido ese digno pueblo, pero no creo que exista terrorismo bueno y terrorismo malo, sea por el motivo que sea, por lo que una afirmación formulada de esta manera termina dándole la razón a los motivos por los cuales fueron incluidos en esa lista, y no creo que esa haya sido la intención del Presidente Raúl.

Un tercer aspecto relevante fueron los desplantes de Obama, en una demostración muy burda de diplomacia obligada, pero con verdadero desprecio. Hoy Obama tiene la necesidad de reconquistar a América Latina, que demostró nuevamente que es un pueblo rebelde e indomable, a pesar de los vasallos malinches que siempre existen. Su innecesaria salida de la sala de convenciones en el momento más álgido del evento, cuando la Presidente Cristina articuló un discurso lapidario, y seguía el Presidente Maduro, que fue mayoritariamente apoyado en contra de la resolución del gobierno estadounidense contra Venezuela, sumado al gesto de masticar chicle ante la exhortación histórica del Presidente Raúl, en verdad terminan siendo claros signos del nivel de irrespeto que tiene este gobernante por sus iguales latinoamericanos.

Punto aparte, quisiera hacer mención al constante desprecio de Obama por la historia. El positivismo lógico, estructura de pensamiento del modelo liberal burgués, parte de este mismo desprecio, y siendo lógico que Obama responda a esta lógica, sin embargo, su reiterada mención en un tono de fastidio, denota claramente el más profundo rechazo por la estructura de pensamiento historicista predominante en América Latina y que tiene su origen en el pensamiento socialista. Para quienes se enfrascan en un discurso ahistoricista, pensando que por eso son más modernos, les informo que es más antiguo el pensamiento liberal que el socialista, y que el historicismo nace como respuesta al positivismo, así que difícilmente ser liberal y positivista sea más “moderno”.

El último aspecto que deseo comentar tiene que ver con Venezuela y la participación del Presidente Maduro. Debo recordar que mi postura inicial ante la cumbre es que Venezuela debió boicotear la misma, buscando impedir que esta reunión de colonias con el imperio se diera. Sin embargo, al realizarse, no quedaba más que lograr el objetivo de generar el mayor ruido posible para centrar la atención del mundo ante la arbitrariedad imperial.

Hoy, al momento de escribir este artículo, sólo el Presidente Maduro sabe el verdadero saldo de la Cumbre, que para Venezuela se definió en esos diez minutos de encuentro con el Presidente Obama. Todo lo demás, aunque positivas, son anécdotas y fotos, pero no logros concretos que puedan repercutir en el bienestar del pueblo venezolano.


Pero al final, la realidad es que, después de la Cumbre, mi salario vale menos, el dólar Simadi sigue subiendo, y la crisis de liderazgo no se supera. Esperemos que el presidente Maduro llegué con nuevos bríos,  y llegara convencido de que la mejor lucha contra el imperialismo es la verdadera libertad e independencia de nuestro pueblo, superando la impunidad, dando el golpe de timón que el Presidente Chávez pidió y que aún le debe a su pueblo, con más socialismo y mayores espacios democráticos y productivos reales. 

miércoles, 8 de abril de 2015

Entre “cumbres” y “abismos”

Entre “cumbres” y “abismos”

Nicmer N. Evans
evansnicmer.blogspot.com
@NicmerEvans


Dijo el Presidente Chávez en una oportunidad que "...mientras los gobernantes andamos de cumbre en cumbre, los pueblos van de abismo en abismo...", y hoy no puede tener más vigencia.

Resultado de imagen para cumbre de las americas 2015Mientras el anfitrión, Panamá, hace de la VII Cumbre de Las Américas un espectáculo turístico, y la emoción de un sector de “latinoamericanos” se hace notar por la visita del “jefe de colonias” paseando por el patio trasero, unos hacen una cumbre de turismo de ONGS y otros tratan de hacer una contracumbre que al final tampoco podría dejar mucho si no se hacen las acciones adecuadas.

No deseo subestimar la importancia de esta Cumbre, pero excepto la expectativa que se puede tener sobre actitudes en torno a la polémica sobre la indigna resolución de Obama contra Venezuela, y la posible realineación de fuerzas en torno a la reconquista del gobierno estadounidense del espacio perdido en América Latina, cosa para las cuales no hace falta una Cumbre, todo lo que pasa antes de la Cumbre, seguirá su destino después de ella, solo que con alguna foto y algún anécdota adicional.

Mientras tanto, nuestro pueblo sigue paralizado por la inacción en las políticas de reactivación económica, la inflación nos consume, la escasez se agudiza, todos se preparan para las elecciones parlamentarias, pero no pasa nada.

Resultado de imagen para abismoEsta Cumbre será importante en el concierto internacional para ratificar la indignación de los pueblos americanos en cuanto a la permanente injerencia del gobierno estadounidense, pero esto no se diferencia de las últimas Cumbres desde que Chávez se puso de pie en contra del ALCA, por lo que hoy nuestra presencia lo que hace es legitimar un espacio organizado por la OEA que es el ministerio de colonias. Lo más digno es haber saboteado la Cumbre y persuadir a la mayoría de que no asistieran, pero no hubo política de resistencia planificada y orquestada, así que volvemos a prestarnos al show, y deberemos hacer un buen espectáculo o quedaremos en ridículo.

En este escenario, una sana aspiración es que la contracumbre de los pueblos sea contundente, y que la movilización que se logre genere el suficiente ruido como para tener repercusión mediática, pero lo más importante es que sectores organizados protesten, ridiculicen y desprecien la presencia de Obama en Panamá, lo otro: ser parte de un foro alterno, no tendría ninguna repercusión si no está acompañado de acciones de calle, de protestas y de acciones mediáticas que pongan en tela de juicio los abismos a los que nos llevan estas inútiles cumbres que ya Chávez denunciaba.
Resultado de imagen para obama maduro

Pero la Cumbre, siendo un frente importante de lucha, no puede permitir que abandonemos nuestro primer frente, el de la lucha por salir de la crisis y por la necesidad de que se de una urgente rectificación en la conducción del proceso revolucionario. Para esto debemos iniciar la discusión del perfil transformador de los futuros candidatos a la Asamblea Nacional, ya que estas elecciones se convierten en un mediano plazo en la esperanza de que la revisión, rectificación y reimpulso revolucionario que reclamó Chávez tenga un espacio verdadero de debate, y deje de ser la Asamblea Nacional otra “Cumbre” entre sectores “polarizados” que llevan el pueblo al “abismo”.