domingo, 21 de junio de 2015

Por qué no votaré el 28J



Por qué no votaré el 28J

No pretendo llamar a la abstención, en conclusión es un asunto interno del Psuv como ha llevado a cabo sus primarias, pero después de haber sido excluido de manera intencional y premeditada siendo militante activo, como una manera de expulsión sofisticada, de la base de datos para poder participar en los últimos dos procesos electorales internos, y al haber abierto el padrón electoral a todos los electores inscritos en el CNE y sin mi expresa voluntad volver a aparecer como votante en estas primarias, me veo en la obligación de expresar mi postura ante tal arbitrariedad. 

El Psuv, segundo partido en el que he militado en mi vida, ya que el primero fue el MVR, convocado por Chávez para ser la esperanza unificadora de voluntades revolucionarias después del estrepitoso deterioro moral del MVR, terminó no sólo reproduciendo los vicios por los cuales el mismo Chávez disolvió el MVR, sino que mejoró y los sofisticó después de la muerte del Presidente Chávez. 

Hoy, después de un reiterado sistema de imposición por cooptación de los candidatos y dirección interna del partido, pretende echar un barniz de democracia en un proceso electoral para escoger candidatos a diputados, con precandidatos que tienen recursos del Estado para hacer su campaña, repartir bolsas de comida al mejor estilo de los adecos en sus buenos tiempos, y tienen a su disposición todos los medios del Estado, por encima de aquellos que desde las bases apenas tienen facebook, Twitter y los mejores, alguna mensajería de texto para difundir sus iniciativas. 

El Psuv tendrá un proceso de primarias en todos las circunscripciones, cosa que no tuvo la oposición, pero eso no la hace ni más ni menos democrática ya que al final, la imposición de "las líneas" por parte del madurismo o el diosdadismo, y sus variantes y resistencias, el jauismo, el bernalismo, el tareksismo, y cualquier otra expresión del personalísimo basado en el poder de los recursos institucionales, terminarán reproduciendo lo que ya está concebido como la estafa seudodemocrática más grande dentro del proceso revolucionario. 

No votaré el 28 de junio, porque ya no soy del Psuv, no sólo porque la dirección del mismo me excluyó de sus bases, sino porque por conciencia he decidido no militar en un partido incoherente entre sus principios y su acción. Hoy el que fuera el partido de Chávez no suma, resta, y ofende a aquellos que ha excluido incorporándolos en una elección donde sólo pueden escoger lo que no han tenido derecho a postular o proponer. 

Aunque existen valiosos hermanos que se han podido postular a las elecciones primarias, adelantó que casi ninguno tendrá la posibilidad de quedar al menos que se presten para los intereses de sectas e "ismos" que en nada pretenden beneficiar al pueblo sin pasar primero por sus intereses económicos o políticos. 

Pero fundamentalmente no votaré el 28 de junio porque no seré cómplice de aquellos que han sido responsables del abandono del proyecto bolivariano y chavista. Incluso, habiendo decidido construir un proyecto alterno, con propuestas al país y que actúa de manera transparente, hoy desde Marea Socialista, esperamos con los brazos abiertos a aquellos que después del 28J comprueben lo que nosotros ya hemos constatado. 

Marea Socialista es hoy la única expresión independiente y alternativa que desde el chavismo pretende superar las taras del proceso, y estando en franco camino de crecimiento y expansión se fortalece, sumando buenas voluntades de quienes hoy están defraudados de las cúpulas de una polarización que es expresión de lo mismo: privilegios, corrupción, fraude, estafa, y ausencia de un proyecto real para todos los venezolanos. 

El 28 de junio, a quienes voten le  respeto su decisión y espero que puedan tener acceso a la información real de los resultados, cosa que no ha pasado en los dos últimos procesos. Mientras tanto, nosotros desde Marea Socialista construimos un proyecto donde todos podrán ser incluidos, con la esperanza de la reconstrucción del legado de Chávez, y la rectificación de las cosas que se deben corregir, deformaciones del proceso que ponen en riesgo el objetivo final, la máxima felicidad posible. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada