domingo, 12 de octubre de 2014

Francisco Rodríguez: “Una rara visita a las bóvedas del Banco Central”

Francisco Rodríguez: “Una rara visita a las bóvedas del Banco Central”

En el más reciente informe de Francisco Rodríguez (Economista Jefe para la región Andina de Bank of America Merrill Lynch, con amplios intereses trasnacionales y una visión absolutamente adversa a las políticas del Presidente Chávez, aun cuando entre 2000 y 2004 se desempeñó como jefe de la Oficina de Asesor Económico y Financiero de la Asamblea Nacional, autor de “Una revolución vacía: Las promesas incumplidas de Hugo Chávez”, 2008) del 22 de septiembre de 2014 “Venezuela in focus” denominado “La cuenta regresiva hacia Octubre”, nos sorprende con:
“Una rara visita a las bóvedas del Banco Central, donde las autoridades mantienen 13bn de $ en reservas de oro, fue en gran parte simbólica y al mismo tiempo tranquilizadora, desde nuestro punto de vista.”
¿Quién es Francisco Rodríguez para entrar a las bóvedas del Banco Central y tener que mostrarle nuestras reservas en oro para que se tranquilice?, ¿Por qué debemos tranquilizar a Francisco Rodríguez y qué pasaría si no estuviese tranquilo?
Aunque yo no podría responder a estar preguntas, creo que el mismo Francisco Rodríguez, con la arrogancia del caso, responde a medias cuando en el mismo informe nos afirma:
 “Nos mantenemos preocupados con la lenta velocidad y la magnitud limitada de los ajustes esperados. Sin embargo, no vemos que las demoras en los ajustes pongan en peligro la capacidad del país de pagar, siempre y cuando el gobierno continúe aguantando las importaciones vía racionamiento FX.”
Francisco Rodríguez en esta afirmación asume: 1. Que existen unos ajustes que él conoce, y reclama su lentitud, pero a su vez acepta la aplicación de los mismos,  2. Le dice a los tenedores de bonos que estén tranquilos, ya que al final, con la disminución de las importaciones es el pueblo el que termina pagando la deuda externa, haciendo colas y poniendo en riesgo su salud y calidad de vida.
Además Francisco Rodríguez le pone nombre y apellido a quienes asumen delante de él la garantía de que la deuda se honrará a expensas del recorte de importaciones:
“Nuestras reuniones con los altos funcionarios del gobierno, incluyendo el vicepresidente en el área económica Rodolfo Marco Torres, y el presidente del banco central Nelson Merentes, sirvieron para confirmar nuestra visión de que ambos, el soberano y PDVSA, no tendrán problemas en cumplir sus pagos de Octubre. De acuerdo a los funcionarios, los recursos han sido dejados de lado –mayormente fuera de las reservas internacionales- para cubrir la amortización del soberano.”
Y lo peor, y más indignante es que de todos estos ajustes nos enteramos por los informes de Bank of America Merril Lynch y no por nuestros voceros oficiales. Aún espero que salgan a desmentir a Francisco Rodríguez, y ahora espero que me salgan a desmentir a mi, pero parece que los hechos seguirán hablando por si solos.
Una Auditoria Pública de toda la asignación de divisas, y una planificación real con participación popular de las prioridades en la importación es urgente ¿Por qué cuesta tanto ser transparente y buscar la legitimidad con el pueblo de unas medidas que a todas luces, como expresaba Heiber Barreto hace unos meses, terminan siendo un: “Paquete al detal”?, así lo evidencia Rodríguez en dicho informe cuando concluye diciendo:
“Las autoridades insistieron en que los componentes claves de la estrategia económica desplegada por el anterior vicepresidente económico Rafael Ramirez, incluyendo la convergencia FX, aumento en el precio de la gasolina y consolidación de los depósitos de los fondos fuera del presupuesto, permanecieron en su lugar y estando en proceso de ser implementados. Mientras esto es en principio tranquilizante, la pregunta clave es si los ajustes vendrán lo suficientemente pronto y si tendrán la correcta magnitud como para resolver la actual distorsión de precios y prevenir  un empeoramiento de las condiciones macroeconómicas”.

¿Qué esperamos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada