domingo, 7 de septiembre de 2014

Lo que no le gusta a los corruptos: Transparencia, infogobierno y contraloría social.


Lo que no le gusta a los corruptos: Transparencia, infogobierno y contraloría social.

Un verdadero “sacudón” que alegraría al pueblo es una auditoría pública a los 11 años de control de cambio, saber quién asignó las divisas, porqué, a quién y en qué se usaron, dólar a dólar, y que pague quien tenga que pagar. Ya esta propuesta la había puesto en la palestra pública la Corriente Marea Socialista, y apenas hoy escuchamos tímidamente la ejecución de una auditoría a las compras externas de alimentos y materias primas que realizan las empresas a las que el Ministerio de Alimentación le ha autorizado licencias de importación, certificados de no producción y otros documentos, no se especificó desde cuándo ¿Un tímido buen inicio o un amague para decir que algo se hace?

No faltará quienes desde el sector del chavismo acrítico, cuestionen que se problematice el asunto de la falta de contundencia en las “acciones revolucionarias”, pero no estoy pidiendo ni menos ni más de lo que pedía Chávez a su tren ejecutivo, en ese sentido me permito recordar sus palabras del 5 de noviembre de 2012:

“…hay muchos contrarrevolucionarios enquistados, que no solo no hacen nada para arreglar los problemas sino que más bien él es parte del problema, el contrarrevolucionario o el corrupto, o el que no atiende a los trabajadores”.

Hay que establecer responsabilidades y les prometo mano de hierro, de ministros pa’ abajo. Aquí cada quién póngase sus alpargatas que lo que viene es joropo”.

La vida no le dio tiempo al Comandante Chávez de operacionalizar tal objetivo, pero creo profundamente que es deber de nosotros lograrlo, por lo que a continuación planteo además de la Auditoría Pública Nacional y Popular de las divisas asignas en los 11 años de control de cambio: “caiga quien caiga”, la ejecución de dos leyes, la ley de Infogobierno y la ley de Contraloría Social. La idea es partir de leyes que ya existen, para que no pueda haber excusa alguna. No hace falta ley habilitante ni poderes especiales. 


En ese sentido cito tres artículos de la ley de Infogobierno que le dan forma a la propuesta a desarrollar:

1. Artículo 13
Principio de transparencia.
El uso de las tecnologías de información en el Poder Público y el Poder Popular garantiza el acceso de la información pública a las personas, facilitando al máximo la publicidad de sus actuaciones como requisito esencial del Estado democrático y Social de Derecho y de Justicia, salvo aquella información clasificada como confidencial o secreta, de conformidad con la ley que regule el acceso a la información pública y otras normativas aplicables.

2. Artículo 18
Portal de Internet
Los órganos y entes del Poder Público y el Poder Popular, en el ejercicio de sus competencias, deben contar con un portal de internet bajo su control y administración. La integridad, veracidad y actualización de la información publicada y los servicios públicos que se presten a través de los portales es responsabilidad del titular del portal. La información contenida en los portales de internet tiene el mismo carácter oficial que la información impresa que emitan.

Artículo 21
Mecanismos de ejercicio de contraloría social
Los servicios prestados por el Poder Público y el Poder Popular deben contener mecanismos que permitan la promoción, desarrollo y consolidación de la contraloría social como medio de participación de las personas y sus organizaciones sociales, para garantizar que la inversión pública se realice de manera transparente y eficiente, en beneficio de los intereses de la sociedad y que las actividades del sector privado no afecten los intereses colectivos o sociales.

Con base en esto y en el principio rector de la Ley de Contraloría Social, sobre el hecho de que la Contraloría Social se aplica tanto al sector público como al privado, propongo que cada portal web de todas las instituciones del Estado y empresas privadas que negocien con el mismo, tengan de manera pública, en tiempo real y detallada todas las transacciones financieras y ejecuciones presupuestarias imputables al plano operativo anual con el fin de ser auditables por todo aquel que así lo desee.


Los departamentos de administración, compras, contrataciones y auditoría interna, deberán cargar diariamente todos los procedimientos y sus respaldos en un sistema único de cuentas públicas al que se pueda acceder en cada uno de los portales web de las instituciones del Estado ¿Es esto transparencia  o no? ¿Es o no darle las armas al pueblo para hacer contraloría? ¿Es o no luchar contra la corrupción? ¿Necesitamos más leyes o más voluntad política? ¿Es o no participación protagónica? ¿Construimos o no socialismo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada